Filtros

La Marca

La Marca2019-07-10T05:07:42+01:00
>La Marca

Diseñada por Manuelle, una creadora chispeante, y elaborada a mano por nuestro equipo de talentosos artesanos
la bisutería Franck Herval nace del saber hacer exclusivo
de un confeccionador de joyas, a la vez creador y fabricante.

La palabra de Manuelle

« Desde que era pequeña nado en el universo de la bisutería… Debía de tener 4 o 5 años cuando mis padres crearon la marca Nature Bijoux. De adolescente les ayudaba en las ferias profesionales y me encantaba echarles una mano en los talleres de fabricación. Tomé con naturalidad la dirección artística de Franck Herval cuando lo compramos en 2009…

Cada pieza es un delicioso equilibrio entre creatividad y saber hacer. Mis orientaciones creativas se ven influidas por todo lo que veo o hago a diario: desfiles, lecturas, revistas, ilustraciones y materiales de todos los rincones del mundo… Eso es todo, ¡ahora os dejo descubrir el universo Franck Herval!»

Nuestro Recorrido…

2009

En 2009 nuestra empresa familiar, ya instalada en la profesión de la bisutería, decide abrirse a nuevos horizontes comprando la marca de Franck Herval.
¡Empieza una gran aventura!

2012

Manuelle ha adquirido seguridad, nuestros errores de juventud nos han forjado, ¡ahora podemos echar a volar con serenidad! Este año marca el punto de partida de nuestro ascenso.

2018

Seguimos en pleno apogeo, nuestra identidad se afirma. Sentimos grandes ganas de compartir y de abrirnos, de acercarnos a las mujeres para las que diseñamos con pasión nuestra bisutería Franck Herval.!

Un lieu, un instant mon bijou…

Para nosotros, la joya vive con la mujer que la lleva, sigue sus humores, sus deseos… Por eso nos gusta crear piezas de distintos estilos, que se mezclan, que combinan entre sí. Seguro que te preguntas cómo influyen estas palabras en el estilo de nuestra bisutería.

La bisutería Franck Herval juega con un equilibrio hábil entre delicadeza, elegancia y un universo colorido que aporta mucho frescor a nuestras creaciones. ¿Qué nos caracteriza? ¡No nos gusta nada la monotonía!